¡MISIÓN CUMPLIDA!
Saludo a la mesa directiva
Saludo a los padres de familia y acompañantes en esta ceremonia
Saludos a los estudiantes de grado 5, 9
Y un saludo especial a todos nuestros egresados 2018 presentes en esta ceremonia, y ausentes que por diferentes circunstancias no pueden estar hoy aquí.

Se dice que el ser humano es un ser sociable, que aprendió a vivir en comunidad con sus semejantes y con la naturaleza. Pero, qué difícil es en estos tiempos, lograr esa común unión y trabajar en equipos, para alcanzar los logros y metas que nos proponemos.
Desde cuando recibimos en nuestro hogar los hijos, hay alegría, y gozo infinito, porque esos seres pequeñitos, indefensos y trasnochadores, nos los entregó la vida para que les diéramos todo el amor del que Dios nos dotó.
Surge también a la par una especie de miedo y preocupación porque, ese Dios nos de salud, trabajo, armonía, paciencia, sabiduría y sobretodo, nos preserve la vida para verlos crecer, acompañarlos en su camino por la vida, y, saberlos felices en cada etapa de su vida.
Acompañarlos no es fácil. Porque a medida que crecen, tenemos que ir observando responsablemente con ellos, los talentos con los que vienen dotados, para orientarles el camino, para que descubran sus habilidades, desarrollen su creatividad y alcancen sus sueños y metas con éxito, esto es, que puedan terminar cada día, con plena satisfacción del deber cumplido.
Es muy fácil decirlo, pero en la práctica y más en este mundo que vivimos, este propósito es de los retos más difíciles de alcanzar, porque estamos distraídos. Muchas veces los padres presentamos excusas al decir, que, en los actuales momentos del país y el mundo, es muy difícil educar los niños y jóvenes, por los problemas de violencia, las malas influencias, el mercantilismo, el alcoholismo, la drogadicción, los hogares cada vez más reducidos por la intolerancia y la displicencia, que mantienen a nuestra niñez y juventud actual sin un rumbo, sin un norte, sin que puedan encontrarles sentido a sus vidas, y delegamos la responsabilidad entregándolos al sistema educativo, para que sea éste el que busque y encuentre el camino de ellos, como tristemente observamos en muchos casos.
Y me pregunto entonces, ¿en dónde quedó ese primer momento de confusión de sentimientos y emociones encontradas, cuando los vimos nacer, si somos los padres de familia los responsables de orienta, guiar y formar con el ejemplo a nuestros hijos, los responsables de entregarles a la sociedad, seres humanos delincuentes o seres humanos de bien.
En este panorama de incertidumbre por el futuro de niños y jóvenes, hoy les puedo decir a todos los padres de familia de esta institución: ¡Misión cumplida padres de familia! Ustedes han sido coherentes al acompañar a sus hijos desde que nacieron, hasta hoy. Sabemos que los seguirán acompañando como padres amorosos y responsables, que desean entregarle a la sociedad seres humanos de bien, porque aprendieron a mirar sus habilidades desde niños, les ayudaron a descubrir y orientar sus talentos con disciplina, honestidad, responsabilidad y mucho amor. Gracias padres y madres de familia y felicitaciones, porque hoy están logrando una de tantas metas que tienen que alcanzar.
¡Misión cumplida al equipo de trabajo administrativo del Colegio Unicab Virtual!, todas son excelentes mujeres que trabajan con responsabilidad, armonía y compromiso, para que la comunidad educativa del colegio, tenga los resultados oportunos y satisfactorios.
¡Misión cumplida maestros mediadores del conocimiento! Quiero hacer un reconocimiento especial al equipo de trabajo abnegado, comprometido, responsable y ético, que en cabeza de su coordinador académico desde hace dos años han estudiado, investigado, planeado, y pusieron al servicio de los estudiantes y sus familias este año, el MODELO PEDAGOGICO UNICAB VIRTUAL. Mirarlos trabajar cada 8 días en equipo, rompiendo todos los esquemas de individualismo, pensando en el bienestar y calidad de educación que quieren orientar, para lograr motivar a sus estudiantes a pensar, a producir nuevas ideas, resolver problemas, y sobre todo, trabajar convencidos por verlos felices desarrollando habilidades comunicativas, para que triunfen también en sus carreras deportivas, artísticas, e investigativas; esto me obliga a decirles gracias, infinitas gracias porque su compromiso, es con la vida misma.
¡Misión cumplida estudiantes de grado 5 y 9! Ustedes hoy culminan su educación básica primaria y básica secundaria con mucha responsabilidad, disciplina y compromiso con ustedes, sus familias y la sociedad. Me siento feliz y orgullosa de ver que ustedes son estrellas que brillan con intensidad, porque tienen claro el proyecto de vida que están construyendo en las artes, las ciencias, la cultura y el deporte, siempre acompañados de sus amados padres, de sus entrenadores y maestros de las disciplinas que practican. Sé que seguirán construyendo su camino, porque tienen claro para donde van.
¡Misión cumplida estudiantes de grado once! Para llegar a este día, ustedes durante 11 años de sus vidas, tuvieron que trabajar muchas veces con angustias por cumplir académicamente, con sus padres, con sus entrenadores y con la sociedad; porque sabemos, que muchos de ustedes realizan más de 8 y 10 horas de largos entrenamientos con metas que requieren disciplina, compromiso y una ignición profunda que solo ustedes, sus entrenadores y sus familias entienden, porque siempre sueñan con ser los mejores, quieren llegar lejos, dar ejemplo y representar su país. Nuestro respeto, admiración y deseo, porque se cumplan sus sueños y metas; ustedes son talentos ejemplo para la juventud y van a brillar siempre con luz propia.
Hoy hago alusión a la Misión cumplida, por cada una de las personas que conforman la comunidad educativa de nuestra institución, porque cada uno de los objetivos que nos trazamos para este año requirió de un trabajo en equipo, de apoyo, y acompañamiento para alcanzar los resultados que hoy entregamos: una nueva cultura de formación e innovación disruptiva en la educación de calidad.
Para concluir, quiero hacer nuevamente mención al pensamiento de Jhon Dewey, porque en él como institución de educación, este año hemos trabajado y seguiremos comprometidos: “La educación es un proceso social. La educación no es una preparación para la vida. La educación es la vida misma”.

Muchas gracias.

Ver menos